Útiles consejos para adquirir un inmueble

adquirir-inmueble

 Uno de los aspectos que poseen un lugar destacado en las prioridades de muchas personas es la adquisición de un bien inmueble. Pero, para llevar a cabo esta inversión de la mejor manera, es necesario tener en cuenta varios aspectos. De inicio, hay que tener claro que si se adquiere una buena propiedad, la rentabilidad de ésta, quedará asegurada casi del todo y de ahí, la importancia de no tomar decisiones precipitadas que pudieran afectar nuestra inversión.

 
Un primer punto a considerar es el ciclo económico, pues los precios de las propiedades pueden atravesar etapas en los que se disparen, disminuyan o se estanquen durante años. Por tal motivo, se debe analizar previamente el momento en el que se encuentra este ciclo y, de considerar que se trata de un momento poco favorable, habrá que elegir otra forma de invertir nuestro capital.
 
En caso de que se llegue a la conclusión de que se trata de un momento favorable, lo siguiente será identificar las zonas óptimas para adquirir el inmueble. Esto, sin importar las intenciones con las que si piense adquirir, es decir, si se desea para rentarlo o venderlo después de un periodo. Lo ideal es elegir aquella
zona que nos facilite llevar a cabo nuestros propósitos, y que se encuentre bien comunicada, cuente con los servicios necesarios y que prometa un crecimiento económico o presente expectativas de expansión.
 
Tras elegir la mejor zona para realizar nuestra inversión, se dará paso a la búsqueda de las mejores ofertas de ventas de inmuebles que se promuevan en la zona. Para esto, se recomienda consultar distintos portales inmobiliarios en internet, en agencias o sitios como los stocks de inmuebles con los que cuentan los bancos. Es necesario recorrer la zona para ubicar anuncios u ofertas con el objetivo de distinguir las oportunidades que se nos brindan.
 
Además, debemos analizar los precios de mercado, es decir, realizar un estudios sobre el rango de precios en las distintas zonas, incluyendo aquellos que representan tanto propiedades en renta como en venta. Esto nos permitirá más adelante tener un punto de partida en el momento de la negociación para la compra del inmueble y, finalmente proyectar, si es el caso, la rentabilidad que se obtendría en caso de ponerla en renta.
 
Por último, no hay que olvidar tomar en consideración si el inmueble que deseamos adquirir requiere de reparaciones o intervenciones y a cuánto ascenderían la suma. A esto habrá que añadirle los gastos de notaría e impuestos, y algunos otros como el mantenimiento del inmueble, la cuota de la comunidad, etcétera. Una vez obtenidos estos datos, se podrá calcular con más exactitud la rentabilidad anual que se obtendría en caso de alquilarla.
 
Articulo cortesia de: http://bienesraices-blog.com.mx/
 

Author: director

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *